sábado, 30 de agosto de 2014

El tiempo entre escrituras

 
 
¡Se acaban las vacaciones! Y no lo digo con tristeza. Aunque mi desconexión ha sido parcial, siento que he recargado las pilas y estoy deseando reemprender la marcha con esos nuevos proyectos que me esperan a la vuelta de la esquina.

 

Necesitaba un período de relax, el 2014 está siendo un año intenso. Desde que en mayo de 2013 contactara conmigo Ediciones Tombooktú interesándose por mi novela Pasión en Marrakech, ha sido un no parar de emociones fuertes, sobre todo a raíz de su publicación, que tuvo lugar en octubre. Por primera vez experimentaba la felicidad de ver uno de mis libros expuesto en las estanterías de las librerías y probaba las mieles del éxito. Porque hoy en día publicar ya es un éxito en sí, como lo es que una novela consiga reseñas tan excelentes y positivas como las que ha generado Pasión en Marrakech


No todo han sido delicias, sin embargo. Mi primer libro, Me separé, aunque le amaba demasiado (ensayo) sigue pendiente de publicación; y lo mismo sucede con mi segundo libro y primera novela, Los ojos de Saïd (romántica), a pesar de no haber cesado en mi empeño de contactar con editoriales (grandes y pequeñas) de una forma progresiva y continuada, con constancia y sin desaliento.



Por otra parte, lo que he ganado dándome a conocer como escritora, lo he perdido en tiempo disponible para escribir, porque una servidora trabaja además por cuenta ajena, y no es fácil compaginar ambas actividades. No obstante, presiento que estoy en la dirección adecuada, trazando el camino que siempre deseé recorrer y no otro.




Tengo un sinfín de asuntos pendientes enumerados en mis "cuadernos de anotar la vida", como les llama Isabel Allende a los suyos, de una manera tan acertada. Yo también anoto mi vida entera. Canalizo las emociones a través de la escritura. Lo que ya he vivido cobra sentido, los planes y proyectos venideros se materializan. 


Y me lleno de energía positiva, imprescindible para avanzar en temas concretos.

Como por ejemplo:

1- Seguir con la novela que empecé a escribir hace unos meses y que, a pesar de haber sufrido una serie de interrupciones ajenas a mi voluntad... ¡presiento que os va a dejar boquiabiertos! Sólo os puedo adelantar que no es ni erótica, ni romántica; aunque contiene buenas dosis de romanticismo, erotismo, dramatismo... y pinceladas históricas. 

2- Empezar a plantearme distintas opciones de publicación. ¡Atención, editoriales! La que avisa no es traidora, mi paciencia tiene un límite. Cuando mis libros estén vendiéndose como churros en Amazon no me vengáis con súplicas y lágrimas de arrepentimiento.



3- Continuar dando a conocer mi novela Pasión en Marrakech tanto a través de las redes sociales, como con eventos varios. De momento tengo tres presentaciones a la vista, pero no puedo entrar en detalles aún porque hay datos pendientes de confirmar. Sólo os adelanto que serán en: la Llar del Llibre de Sabadell; la Casa del Apero de Frigiliana (Málaga); y la librería Santos Ochoa (Barcelona). ¡Os mantendré informados!

4- ...





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA NIÑA QUE HABITA EN MÍ

Érase una vez una chiquilla con una fantasía tan compleja y un mundo hacia dentro tan rico que a duras penas sabía cómo manejarse hac...