domingo, 8 de junio de 2014

Madrid y su Feria del Libro






La vez anterior que visité esta hermosa ciudad, lo hice con un objetivo concreto: asistir a un concierto de U2 en el Santiago Bernabeu que tenía como invitados a artistas de la talla de Pretenders y UB40. Tuvo lugar el 15 de julio de 1987 y para mí fue un acontecimiento especial del que disfruté con esa intensidad con la que solo se goza a los 20.



O sea que cuando aterricé en la estación de Atocha, a las 9h de la mañana, el sábado, 31 de mayo de 2014, llevaba nada más y nada menos que veintisiete años sin pisar la capital de España. En esta ocasión lo hacía también con una meta clara, aunque muy distinta: firmar ejemplares de mi novela Pasión en Marrakech en la Feria del Libro, convertida ya en una mujer madura que lucha por darse a conocer como escritora y por consagrar la que siempre fue su vocación.


Madrid me recibió con un sol espléndido, y eso que había estado nublado en días anteriores, o eso fue lo que me contaron. Descendí del Ave sonriente y pletórica, dispuesta a la aventura, expectante. No recordaba la inmensidad del Parque del Retiro, tuve que preguntar a varias personas para no perderme, antes de alcanzar mi destino: la caseta 175.


Al fin pude ponerles caras a algunos miembros de Ediciones Nowtilus/Tombooktu con los que llevo más de un año en contacto continuo a través del correo electrónico, el teléfono y las redes sociales, como Santos Rodríguez, Teresa e Isabel López-Ayllón. Aunque me hubiera gustado conocer también a Raquel, a Ana Isabel... Todos fueron amables conmigo y me sentí muy a gusto con ellos, en su caseta, que por un ratito fue también mía (aunque, con el permiso de los demás, debo decir que le tengo especial aprecio a Isabel porque fue ella la que me descubrió a través de este blog y la primera que contactó conmigo).


Mi jornada de firmas empezó a las 12h y lo hizo con timidez. Escasas personas se acercaban al principio, luego algunas sintieron curiosidad, y poco a poco la cosa se fue animando bastante. Me dio gran alegría que fueran a verme mis primos Oscar, Elena, Iván y Mari Carmen, con los niños. Y también que lo hiciera Rocío (Sherezade), una amiga a la que sólo conocía a través de las redes. Había gente que se acercaba a hojear algún ejemplar de Pasión en Marrakech por azar, pero otra ya había oído hablar de la novela y la buscaba expresamente. Era emocionante presenciar con qué entusiasmo me pedían que les firmara mi libro. Eso no tiene precio, os lo aseguro.








Tuve algunas sorpresas inesperadas, como la grata visita de Natalia Pulido, periodista y fotógrafa (http://villaviciosadigital.es/) que ya me entrevistó por teléfono en octubre de 2013, nada más publicarse Pasión en Marrakech, y volvió a hacerlo hace unos días, con motivo de la Feria del Libro, y para comprobar cómo me ha ido en estos ocho meses. Natalia es encantadora y conocerla en persona fue para mí todo un placer.

Mi jornada de firmas finalizó a las 14h, me resistí como nunca a abandonar mi puesto... y sólo lo hice porque no me quedaba otro remedio.

No pude conocer a mi querida Almudena Grandes, ¡qué lástima! Con la ilusión que me hacía... Ella estuvo la tarde anterior firmando Las tres bodas de Manolita y lo volvería a hacer varios días después. Pero no coincidimos.




El día se esfumó en un soplo. Por la tarde alguna que otra visita turística y a las 20,30h me subía de nuevo al tren de Alta Velocidad para regresar a mi ciudad.



Ha sido todo un honor para mí estar presente en la 73ª edición de la Feria del Libro de Madrid, en la caseta 175, muy cerca de otras casetas en las que han firmado, firman y firmarán grandes autores que forman parte de la historia de la literatura.

Gracias, Madrid, por tu estupenda acogida. Y una cosa tengo clara: esta vez no voy a tardar veintisiete años en volver.
   

10 comentarios:

  1. ¡¡Qué bien que lo has contado, te estoy viendo llegar a Madrid, buscar la caseta, instalarte, resistirte a dejar tu puesto, rumiar con tu recuerdos y esperanzas, todo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así soy, Inma, lenta pero segura... Le doy mil vueltas mientras voy por aquí, voy por allá, atendiendo esto, solucionando lo otro, qué te voy a contar que no sepas, hasta que de repente digo: "ya está, de hoy no pasa que le dedique un ratito a mi blog" y cuando eso ocurre puede que sea en pleno ataque de insomnio a las 3 de la madrugada... ¡Es lo que hay! Así es mi alma de escritora. Un beso, guapa. Y como siempre: GRACIAS por estar ahí.

      Eliminar
  2. Nunca olvides el camino de regreso... Madrid es una mujer salvaje de poderosas caderas que siempre recibe con calor y pasión... Aunque sea como dice Marwan en su canción "Puede ser que la conozcas"... Caótica, cercana y orgullosa. Vuelve siempre. Un abrazo. Sherezade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la forma que la describes nadie dudaría en regresar. Tu presencia me hizo muy feliz, Sherezade, qué guapa eres en persona, mucho más que en foto. Hay bellezas que se ven acentuadas por lo que hay en el interior. Y ese es tu caso. Muchas gracias. Volveré, seguro. Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Ojala se repita una y mil veces esta hermosa experiencia será una buena señal de éxito! Mis mejores deseos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tus buenos deseos, que también son los míos, se cumplan, Esperanza. Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  4. Una crónica preciosa. Aunque no leo novela erótica da gusto saber que en la feria del libro "también" hay escritores y no solo personajes famosos que pueden firmar sus libros en cualquier otro sitio o momento.
    No haces más que confirmar la impresión que ya tenía de Nowtilus, hacen un trabajo mucho mejor y cuidado que otras editoriales más grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tus palabras, Isa. Habiendo todo lo que hay hoy en día (que parece que cualquiera puede publicar un libro), para una escritora que está empezando a darse a conocer es más difícil que nunca abrirse camino. Nowtilus es una editorial seria que realiza una labor excelente, aunque debo decir que yo también pongo mucho empeño y entusiasmo por mi parte, en esta satisfactoria labor. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que alegría tan grande con esta noticia. Sigue viviendo tus sueños Mar. Cariños!

    ResponderEliminar

LA NIÑA QUE HABITA EN MÍ

Érase una vez una chiquilla con una fantasía tan compleja y un mundo hacia dentro tan rico que a duras penas sabía cómo manejarse hac...